Skip navigation

Gandallismo

Gandallismo

Nos unimos para hacer equipo, no para esconder entre tanta gente, a los bichos más dañinos para los mismos habitantes que queremos salir adelante.

  1. No necesitamos gandallas,
  2. tampoco empresas que no sepan el valor del trabajo
  3. ni empresarios que no sabe qué es empresa
  4. ni legisladores que descuidan a la gente misma y sus derechos elementales

Escribir mucho del tema resulta a veces innecesario, cuando nos referimos a verdades fundamentales que curiosamente no se ven, no se obedecen, ni se quiere hacerlo.

Cuando LO FUNDAMENTAL falla, qué caso tiene hablar de todas las calamidades que vienen después. Puedo abrir la puerta de una jaula de donde salen mil calamidades, luego otras mil detrás. Después olvidar que la puerta está abierta y mandar mi atención hacia la cantidad de daños causados por las calamidades, y comentar y escribir sobre lo terribles que son estas o aquellas y hacer libros y libros y hacer programas de televisión y noticieros de radio, con las atrocidades que pudiesen haber por todos lados. Lamentarse y lamentarse día y noche, por todos los medios.

La puerta mientras tanto sigue abierta. La causa inicial sigue ahí. Hemos hablado, escrito y escenificado la descripción de tanto daño, pero no hemos puesto fin cerrando la puerta.

Causar Desastres

Causar Desastres

Aquí, en México, esa puerta son esos poquitos puntitos. De ahí han salido todas las calamidades y nadie hace nada. Ni el más estudiado, ni el más adinerado, ni el más poderoso. Nadie de estos percibe que toda revolución, sea en la historia de México o de otro país, toda guerra civil, guerra intestina o guerra fraticida, tiene un solo origen: Los puntos enumerados arriba.

Nadie hace revolución en Suecia o en Holanda o en esos lugares donde ya se entendió este tema. Está bien metido que la mejor manera de vender mucho, es dar para poder comprar mucho. Sin significar CONSUMISMO. Se paga el trabajo, no los objetos, no las cosas. No se trata de dar toneladas para pagar mucho. Se trata de pagar trabajos hechos por el hombre y posiblemente los trabajos hechos por otros seres de la tierra, a fin de que sea sustentable.

Si gusta un jardín verde, con flores, porque sobre él se camina, se pasan las horas ahí, etc., pues se debe pagar a los jardineros. Y como esta actividad, pagar toda aquella tarea que sea constructiva. Si vamos a destruir, habrá que construir 5 tantos más. Tiro un árbol, planto 5. Saco piedra de una montaña, constuyo algo mejor que la montaña misma que destruí. Hago una ciudad en el desierto, que sea verde. Hago una ciudad en el bosque, que fomente más bosque donde no lo hay. En fin, no es dificil, es más lógico que ilógico.

Suicidio

Suicidio

Sí, el corrupto no querrá dejar de serlo. No entiende que se beneficiará más siendo decente. Pero esto es como el cancer. El tumor no desaparece. Sólo es reemplazado por nuevas células sanas, cuando las células malas mueren.

Pero las nuevas células de una sociedad necesitan principios. No necesitan TV Azteca o Televisa, sino calidad cultural. Educación de verdad y eso parte de la propia casa. Mientras se formen hogares con odio, con gandallismo, con ventaja y vicios, no se acabará el cáncer social y NUNCA SERAN MEJORES LOS POLÍTICOS QUE SU PROPIA POBLACIÓN. El político es reflejo de la población. El mal empresario es reflejo de la población que hay. El mal sacerdote igual. El mal albañil, el mal ingeniero, médico o abogado. Cualquier mediocridad que veamos o cualquier abuso que veamos, es producto de un hogar, de una familia y de una educación deficiente.

Por eso es fundamental iniciar cualquier educación con un objetivo: no gandallismo. No egoísmo. No destrucción. Más trabajo, mejor pago por el trabajo. El regateo no es un buen valor por esto: “…no creo que tu trabajo vale lo que dices…te pago la mitad…” El trabajo debe valer lo suficiente para poder comprar lo suficiente. Tu casa, tus autos, tus viajes, escuela buena, diversión, ropa, etc. O sea, no tienes por qué privarte de nada fundamental.

Empezar con uno mismo y disfrutar esta educación uno mismo. Encontrar sus frutos uno mismo. Del desparpajo y del desorden, no sale nada bueno. La verdad es un valor útil. “Nos vemos de 8 a 9” es escencial para que sepas que después de las 9 estás disponible para lo siguiente. Pero si la contraparte no llega a las 8 sino a las 8:50, sólo quedan 10 minutos para trabajar. Porque si quieres extenderte hasta las9:50 para compensar la hora no trabajada, estarás afectando la siguiente tarea. Aceptar que PM es “puntualidad mexicana” para que las 8 PM se convierta en las 8:30 de la noche es un orgullo equivocado.

Culturalmente hemos acuñado cantidad de valores inútiles y regresivos, destructivos de los valores útiles. Nadie dice que sea facil, pero mientras no comencemos, no pasará nada en favor de nuestros hijos. Mientras no comencemos, estaremos forjando un futuro mediocre o muy complicado para los que siguen después de nosotros.

Ejemplo. Un día, tuvimos ferrocarriles nuevecitos. Hoy no tenemos ferrocarril. Lo tienen unas empresas. Otros países todavía tienen sus ferrocarriles sirviendo a sus ciudadanos. Es un ejemplo breve y sencillo de cómo las herencias que cuestan, desaparecen. Otra: un día luego de 1 millon de muertes por la revolución, los campesinos tuvieron tierra. Hoy, se vende la hectárea por 50 mil, 100 mil, un millón de pesos. Lo que sea. La herencia de ese millón de muertos fueron tierras para los hijos. 100 años después, esas tierras son otra vez privadas y nuevamente en grandes extensiones o latifundios como los que un día fueron ofensivos y produjeron el millón de muertes…y los hijos están sin tierras como al principio.

O México es (1) la casa de los gandallas que explotan a los mexicanos o es (2) la casa de los mexicanos que se dan una vida digna con la colaboración y trabajo en equipo. Entender esta disyuntiva, es entender un futuro que seguirá destruyéndonos inevitablemente o bien, por fin nos hará un país, pues HOY no somos un país. No hay identidad. No hay unión. No hay valores nacionales.

Cada quién agandalla sin importarle que nunca será virtuoso llegar a casa con las manos llenas para dar de comer a los hijos con dinero robado.

El campesino paga 2.50 pesos por kilo de maíz producido. Se lo pagan en 3.00 pesos. Ese que se lo paga a 3.00 lo vende a tortillerías a 8.00 SIN TIERRAS y SIN REVOLUCION. El campesino ganó 0.50 centavos por kilo. 5000 pesos por hectarea. Cada año!!. El acaparador gana 5 pesos por kilo. 10 veces más y comercializa lo de miles de hectáreas.

Los que comemos tortilla, la pagamos a través de tortillería, de maseca, de la industria que fomenta estos crímenes del GANDALLISMO.

No solo calentamiento sino destrucción

No solo calentamiento sino destrucción

Pagamos 9 pesos por kilo de tortilla y la mayor parte se queda con el acaparador y luego con la tortillería. Lo mínimo con el campesino.

¿Y la tortilla hecha a mano? ¿no es trabajo digno? ¿no es mejor tortilla?

A qué diputado le importa emplear mano de obra en este producto fundamental.

Dar 3 pesos más al campesino, 3 pesos a la tortillera a mano. 1 peso al trillador que trilla miles de hectáreas. El trillador es un trabajador, empresario más. No un bandido. La tortillera es una señora, madre de familia, ama de casa, no un ser sub-humano. El campesino es un empresario, un padre o madre de familia, un maestro de las artes y técnicas agropecuarias quien ha de dar clases sobre cómo dar de comer con calidad y cómo dar trabajo con la tierra; el campesino NO ES un pedazo de carne seca como lo han pintado en tantas caricaturas.

Este párrafo anterior, es la dinámica de cómo deberíamos ver A TODAS nuestras profesiones y disciplinas socio-económico-culturales. Esa misma dinámica se repite para el maestro, para el plomero, el chofer, el ingeniero, el soldador, el albañil, el alfarero, carpintero, pintor, etc.

Tortillas hechas a mano

Tortillas hechas a mano

Repítase la rutina en un salón de clases desde kinder hasta 6to, 3o de secundaria y 3o de prepa y estaremos formando personas, en lugar de esclavos inútiles de un sistema de mercado donde no importa la nación, la casa propia, sino unos “lideres” económicos PROBADAMENTE sin ningún valor ético y ningún respeto por la dignidad de la persona.

Anuncios